El diablo de los números

A Robert no le gustan las Matemáticas, como sucede a muchas personas, porque no las acaba de entender. Pero una noche él sueña con un diablillo que pretende iniciarle en la ciencia de los números…

 diablo números_4

Naturalmente, Robert piensa que es otra de sus frecuentes pesadillas, pero en realidad es el comienzo de un recorrido nuevo y apasionante a través del mundo de las Matemáticas. ¿No es extraño hallar siempre secuencias numéricas por la simple multiplicación de los unos: 1 x 1 = 1, 11 x 11 = 121, 111111 x 111111 = 12345654321, y así en adelante? Y esto es sólo la operación más sencilla.

diablo números_2

Durante doce noches, Robert sueña sistemas numéricos cada vez más increíbles. De pronto, los números cobran vida por sí mismos, una vida misteriosa que ni siquiera el diablo puede explicar del todo.

diablo números_5

Nunca las Matemáticas habían sido algo tan fascinante. Pronto, el diablo le hará abandonar los tópicos escolares y hará que acceda a niveles superiores: ¡y aun así los entiende!

diablo números_3

Y el joven lector también. Los números, cada página que pasa, se van volviendo cada vez más absorbentes. Es como magia, y Robert quiere saber más y más hasta que, al fin, el diablo le hace comprender que algunos problemas y paradojas pertenecen a las altas esferas de la ciencia.

diablo números_6

Escrito por Hans Magnus Enzensberger e ilustrado por Rotraut Susanne Berner, que participará este año en Ilustratour, El diablo de los números puedes encontrarlo en nuestro Centro de Interés sobre Ilustratour y después en :

N ENZ dia

diablo números

 

Lee aquí un fragmento:

diablo números

Mimi

Lunes: 149 días desde que murió mamá


Los lunes toca casa de la abuela. Allí es adonde voy al salir del colegio. Pero siempre visito primero la tienda de la señora Lemon, para comprar una chocolatina con lo que me queda de dinero del almuerzo, y la señora Lemon siempre dice:
– ¿Qué es lo que puedo hacer hacer hoy por mi buena amiga la señorita Mimi?
– Quisiera una chocolatina Spiff, por favor, señora Lemon.
– Marchando una chocolatina Spiff, jovencita… y unos caramelos solo para ti.
Y estiro la mano, y la señora Lemon pone tres o cuatro caramelos de la caja de chucherías en mi palma y me cierra los dedos en un puño. La señora Lemon me ha estado dando caramelos gratis cada día desde que mamá murió. 

Hace muy poco que la madre de la pequeña Mimi murió. Todos en su familia están tristes y abatidos. Papá ya no sonríe, y las pizzas de la cena siempre se le queman. Sally se viste toda de negro, como su estado de ánimo, y guarda un terrible secreto. Conor apenas habla, toca la batería por las noches y no deja dormir a los vecinos. Y hace meses que nadie saca a pasear a Bengala, la perrita. Además, Mimi está cansada de que su compañera Sarah le haga la vida imposible por ser «distinta». Todo parece desmoronarse. Pero poco a poco la familia irá recuperando la fuerza para atravesar el duelo, precisamente gracias a esos pequeños y no tan fáciles retos que nos impone lo cotidiano.

978-84-15803-10-2_g

Una novela vitalista, audazmente narrada, que no debes dejar de leer.

La encontrarás como novedad en :

N NEW mim

Pulsa sobre este icono para leer un fragmento:

mimi-john-newman-T-bR9ZVm