Antes de dormir un cuento

Del maravilloso libro de Calila y Dimna

 Dicen de un rey muy indeciso que perdió en un mismo año a su consejero, a su mujer y a su perro.

Al consejero le contaba sus dudas y problemas, a la mujer sus enfados y desconfianzas, y al perro sus penas y alegrías.

Sentía una gran tristeza y no encontraba en quién confiar.

Tan desesperado estaba que escuchaba a  cualquier charlatán. Uno de ellos le habló de unas hierbas milagrosas, en tierras de Oriente.

Así que envió a un mercader y su ayudante a buscarlas, creyendo que recuperaría lo perdido.

 

Recorrieron montañas y valles, ríos y mares. Hasta  que un viejo mercader les tomó en serio y les entregó un libro. Y les hizo prometer que lo leerían de principio a fin.

En el viaje de vuelta el mercader, que sabía de lenguas extranjeras,  fue leyendo las palabras que aquel extraño libro contenía. A cada página, a cada cuento, más aprendía y se maravillaba con lo que allí se contaba.

Estos eran algunos de los cuentos que allí se contaban:

Iban dos lobos discutiendo si debían preguntar al león, rey del territorio, donde habitaban, por qué andaba escondido y cabizbajo. Todos le temían por su fiereza. Dimna  atrevido y de buen corazón, quería ayudarle. Calila, más temeroso y desvergonzado, le aconsejaba que no le molestase o le pasaría como al perro engañado por el reflejo del agua.

Cuento que era tal que así: Dicen que iba un perro por la orilla de un río con una gran pieza de carne en la boca. Tal era su tamaño que le tapaba la cabeza y solo le dejaba ver por el rabillo del ojo lo que sucedía. llegó a un recodo manso y profundo del río y vio reflejada en el agua una gran pieza de carne. creyendo que era otra y que podía llevársela junto a la suya, abrió la boca y la carne cayó a lo más profundo del agua. No sabiendo nadar, se quedó sin ninguna.

Otra narración corresponde con el “Cuento de la zorra y el tambor”

Cuento de la tortuga y los patos:

Dicen que en una fuente había dos patos y una tortuga muy charlatana. Eran amigos, pues vivían allí desde hacía tiempo. Un día se secó y los patos decidieron buscar otra. Se ofrecieron a llevar a la tortuga con la condición de no abrir la boca. Tomaron un palo, la tortuga se sujetaba mordiendo en el centro y los patos sujetaban los extremos. Así alzaron el vuelo. Cuando estaba bien altos unos hombres que les vieron se sorprendieron y dijeron: «Mirad que maravilla, una tortuga entre dos patos que la llevan volando». Cuando la tortuga lo oyó, dijo: «Ya os gustaría a vosotros» y, al abrir la boca cayó en tierra y murió.

Epílogo: El texto es una recreación de cómo llego a España esta colección de cuentos de 1251, probablemente mandada traducir por Alfonso X el Sabio. …

Este cuento lo puedes encontrar en la Sala de Infantil  con la signatura: 

I MAR del

 Título:Del maravilloso libro de Calila y Dimna

Autora e ilustradora: Rocio Martínez

Editorial: Thule ediciones

Edad recomendada:  A partir de 6 años.

 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: