¡Ya llegan las vacaciones!

Cómo conseguir que tus hijos lean estas vacaciones (y sigan haciéndolo después).

  • Obligarles a leer. ¡Error!

Hay que enseñarles que lee es un placer, un juego para los pequeños, un entretenimiento o un modo de aprender.

  • Dejar solo al niño con el libro. ¡Tremendo error!

No se trata solo de leer, hay que plantear actividades paralelas, buscar información sobre el autor, ilustrador,  el lugar, la historia, que se narra. La película posterior al libro, la serie, los dibujos, una visita a el lugar descrito, …

  • Buscar siempre libros novedosos. ¡Desatinado!

Hay que dejarles elegir, que se dejen llevar por su curiosidad. También es necesario que los niños conozcan los cuentos y libros clásicos, las obras originales. Sorprenderles que detrás de la película de Disney hay un cuento, una vieja historia.

  • Obligarles a hacer un resumen del libro. ¡Nefasto!

Es más bonito que ellos hagan su propio diario, y en el pueden anotar las impresiones sobre lo leído, las palabras que les han sorprendido. Es la mejor manera de unir lectura y escritura como una misma cosa. Ahí van a poder reflejar su creatividad.

  • Cargarlos con un montón de libros. ¡Contraproducente!

Hoy día los dispositivos digitales nos permiten tener cualquier lectura a nuestro alcance y en cualquier lugar. Pierde algo de la magia y el ceremonial que tiene un libro en papel, pero … ¡los tiempos han cambiado!

  • Visitar la Biblioteca Pública. ¡Lo mejor de todo!

Es recomendable visitar las bibliotecas públicas a menudo y así conseguir que los niños aprendan a usarlas. Tener su carné y una bolsa para llevar y traer lo libros les hará sentirse responsables y muy especiales.

  • Predicar con el ejemplo. ¡Fundamental!

Si quieres lograr que tus hijos lean, deja que te vean disfrutar habitualmente de los libros. Esa es la mejor manera de conseguir que a los niños les atraiga leer…

Pulsa para ver los libros de la Sala Infantil del tema vacaciones.

Anuncios