Feliz Año Nuevo Chino

El próximo martes…¡se celebra el comienzo del Año Nuevo Chino!

El Año Nuevo Chino, se corresponde con ‘La fiesta de la primavera’ y empieza el primer día, del primer mes del calendario lunar. Este año será el martes día 5 de febrero. 

Para la cultura china durarán las celebraciones hasta el 19 de febrero y cada año se representa con un animal del zodiaco chino, en esta ocasión el animal es el cerdo.

 El calendario tradicional chino es un calendario lunisolar que ordena los años, meses y días según el movimiento regular de la luna. Los días comienzan y acaban a la medianoche, los meses comienzan el día de luna nueva y los años empiezan cuando la luna está cerca del punto medio entre el solsticio de invierno (20-23 diciembre) y el equinoccio de primavera (21 de marzo aprox.).

Existen más de 100 versiones de calendarios distintas, que han evolucionado a lo largo de la historia. Para algunos este es el año 4715. Se inició la cuenta alrededor del año 2937 a. C. (Antes de Cristo), con Huang Di, ‘El Emperador amarillo’.  Pero el calendario de cinco ciclos de doce años se inició mucho antes. Cada año está regido por animales distintos: Rata, Toro, Tigre, Liebre, Dragón, Serpiente, Caballo, Oveja, Mono, Gallo, Perro y Cerdo. Que además marcarían la vida de las personas que nacieran bajo ese regente.

Resultado de imagen de año del cerdo

Según el horóscopo chino los nacidos en este año del cerdo, son gente sencilla y amable, tienen un carácter moderado y mantienen una relación sincera con la gente. Suelen ser muy trabajadoras y dedicadas en sus asuntos. Su corazón es bueno y tranquilo, pero aplicado, realizan sus obligaciones y trabajos poniendo todo su esfuerzo en ello.Son personas alegres y optimistas, no le gusta preocuparse ni meterse en asuntos complicados. Son generosos con sus amigos, no guardan rencor, perdonan a la gente con facilidad, no les gusta competir con los demás. Son tolerantes y abiertos de mente.

Pulsa para ver nuestros libro sobre el tema

Pulsa para ver los actos organizados por el Instituto Confucio de la Universidad de León