La novela del Premio Lazarillo de Creación Literaria 2017

Ya tenemos en nuestras estanterías este libro de Ledicia Costas, que fue el Premio Lazarillo 2017.

Título: La balada de los unicornios

Autora: Ledicia Costas

Ilustraciones de Mónica Armiño

Editorial Anaya

Signatura: J COS bal

Ledicia Costas nació en Galicia y desde hace unos años se dedica en exclusiva a la creación literaria. Conocida sobre todo por sus libros para niños y jóvenes, ha recibido importantes reconocimientos en este ámbito por libros como ‘Escarlatina, la cocinera cadaver’ (Signatura: N COS esc) , que obtuvo el Premio Merlín, Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil y Lista de Honor del Ibby, entre otros.  Y por ‘Verne y la vida secreta de las mujeres planta’ (Signatura: J COS ver) Premio Lazarillo de creación literaria 2015, Premio al mejor libro de LIJ del año en la Gala do Libro Galego y White Ravens 2017). Otro de sus libros en la Sala Infantil es: ‘Esmeraldina, la pequeña fantasma’ (Signatura: N COS esm)

escarlatina, a cociñeira defunta-ledicia costas-9788499147390   Resultado de imagen de verne ledicia  Resultado de imagen de esmeraldina ledicia

En sus novelas trata temas como la defensa de lo diferente, la muerte desde un punto de vista desmitificador o el papel de las mujeres en la ciencia.

El libro ‘La balada de los unicornios’ nos transporta al Londres victoriano (Finales del s. XIX), en una novela de ciencia y fantasía en la que conoceremos a Ágata McLeod, una de las mejores alumnas de la Escuela de Artefactos y Oficios. En este centro se reúnen los mejores alumnos, capaces de crear casas motorizadas, sombreros voladores y todo tipo de proezas.

Así comienza el libro, ..

Capítulo I
La Escuela de Artefactos y Oficios
Ágata McLeod pedaleaba sin descanso por las calles del
centro de la ciudad. El corazón le golpeaba en el pecho
sin darle tregua.
—¡Más rápido, más rápido, más rápido! —repetía furiosa,
concentrada en que sus piernas aumentasen el ritmo.El velocípedo de Ágata era una máquina única. Lo había
construido con sus propias manos, y no existía otro igual
en toda la ciudad de Londres.

Pulsa para ver la entrada sobre la concesión del Premio Lazarillo.