El Señor Silvestre

” Era una mañana lluviosa y gris, y Mauricio estaba de mal humor. Papá refunfuñaba detrás del periódico que estaba leyendo y Tomás, el bebé, berreaba.
-Mauricio, ponte las botas de agua –gritó mamá.
Mauricio estaba sentado en la habitación de los niños y hacía como si no la oyera. Mamá tenía aquella voz de cabra baladora que a él no le gustaba. Y entonces gritó aún más fuerte.
-¡Mauricio, ponte de una vez por todas las botas o vas a llegar tarde a la escuela! “

El Señor Silvestre_2jpg

Así empieza este libro de Silke Lambeck que junto con ¿ Dónde está el Señor Silvestre? y  El regreso del Señor Silvestre completan  la trilogía editada por Takatuka.

El Señor Silvestre_3jpg

Desde que Mauricio se ha trasladado con sus padres y su pequeño hermano a una nueva ciudad todo son problemas. Hasta que un día conoce al señor Silvestre en la escalera de su casa. Ese señor amable, entrado en edad, de coleta gris, no es un vecino normal y corriente.

El Señor Silvestre_4

Sabe hacer las mejores galletas de naranja, dónde se pueden cosechar paraguas en el parque y cómo hablar con elefantes; y también sabe cómo ayudar a Mauricio a deshacerse de unos compañeros de clase molestos e incluso cómo convertir al jefe de mamá en una persona cordial.

El Señor Silvestre_5

” La mezcla de la realidad (la familia de Mauricio y sus problemas cotidianos) y la fantasía, personificada en el señor Silvestre, conceden a la obra un atractivo especial. “

Canal Lector

El Señor Silvestre_cubierta

N LAM señ

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: