Gracias conejito por una tarde maravillosa

“Ya casi se me he olvidado lo maravilloso que es el roce de los pétalos, y la tristeza me impide conciliar el sueño de noche.
Si pudiéramos recuperar toda la hermosura de aquella época, sería maravilloso.
Es jueves de madrugada, aún no ha amanecido.
Sopla el viento y el aire levanta suavemente la cortina blanca de la ventana.
Dirijo al cielo gris un suave silbido.
¿Quién me acompañará hoy en mi viaje?”

images

Las imágenes aquí son en blanco y negro, no tienen esos intensos coloridos a los que Liao nos tiene ya tan habituados. Unas veces son como visionar una serie de diapositivas antiguas, y otras, como fotogramas de una película; la alternancia del contraste blanco/negro indica con una impecable sutileza si estamos presenciando un momento del presente, de la vida adulta, o un recuerdo del pasado, de la infancia, hasta que unas y otras se acaban fundiendo como el lector se funde con la protagonista y ya no sabe si está viendo o recordando, si es niño o adulto.

 images (1)

Liao reúne en este libro varios de sus temas habituales: la soledad, la nostalgia, el placer de las cosas sencillas, el miedo al «siguiente viaje»… Temas clave que en realidad son las emociones con las que convivimos cada día. Ese es quizá su punto fuerte: hablar de las cosas más cotidianas como si fueran algo extraordinario. Pero el hilo conductor es sin duda la nostalgia y la melancolía que, asociadas con un viaje y con las despedidas que este implica, forman aquí un auténtico retrato de soledad.

images (2)

La tristeza de los lugares venidos a menos, en este caso un zoo que cierra sus puertas, es el punto de partida de este recorrido por la vida, los sueños y los buenos recuerdos de unos momentos que parecen muy alejados en el tiempo (aunque a lo mejor no lo son tanto). La añoranza y el deseo de volar dan alas a la protagonista para embarcarse en este viaje lleno de ternura en el que también se vislumbra un anhelo, un deseo incumplido, la necesidad quizá de soltar amarras, de dejar en el pasado lo que pertenece al pasado y mirar hacia delante, hacia el nuevo día que comienza entre los árboles, hacia un nuevo viaje.

conejito_1160-5

El texto, que nos llega, como en muchas otras ocasiones, a través de la hermosa traducción de Jordi Ainaud i Escudero, es breve y delicado, como versos de un mismo poema dividido en páginas. Las ilustraciones son sencillas y limpias y tienen un fuerte impacto visual acentuado por el contraste blanco/negro, que por momentos se torna gris y que se encamina hacia un intenso (pero apenas perceptible) verde. Son hermosas escenas que invitan a emprender un viaje similar a través del tiempo y los recuerdos de cada uno y a reflexionar sobre la vida que llevamos y la que soñábamos con llevar cuando éramos niños.

Una sola tarde con este pequeño conejito blanco da para repasar toda una vida. Ahora la protagonista ya sabe adónde se dirige, solo queda ver quién la acompañará en su nuevo viaje.

Fuente: Babar

conejito_400

Lo encontrarás, junto con el resto de su obra, en nuestra Sección de Libros con Estrella.

I LIA gra

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: