Un perro en casa

Papá encuentra en la calle un perro astroso y lo trae a casa. El perro tiene hambre, frío y muchísima mugre. Lo primero que necesita es un baño: el agua empieza a correr y el niño empieza a frotar. Una inquietante historia que mezcla humor, misterio y absurdo, brillantemente ilustrada por Ramón París, con un final del todo inesperado.

un perro en casa5

Daniel Nesquens es un escritor especial que nos propone siempre, en todos sus libros, pasar un rato divertido y entretenido y encima te deja con una sonrisa en la boca que a veces no sabes por qué.

En su nota biográfica en otro de sus libros Hasta (casi) 100 bichos, Nesquens dice de él: “El Nesquens. ¡Vaya pájaro! Igual anda que vuela que nada que te pide cien euros prestados. Una mañana de verano echó a correr, en bicicleta, cuesta abajo, con el aire a favor. Lo que le costó deshacer el camino. Menos mal que un automovilista (de la familia de los Renault) lo recogió.

un perro en casa4

El Nesquens, en contra de lo que pueda parecer, no habita en los campos de fútbol, habita en lugares cerrados. Pero (siempre hay un perro que persigue a un gato) no descarta que algún día pueda vivir en un espacio abierto y con fuente. Sus amigos se pueden contar con los dedos de un ciempiés. Y, al igual que su paisano Goya, piensa que el sueño de la razón produce monstruos. Por último, indicar que al Nesquens le gusta pasar el tiempo en la higuera, y coger higos.”

un perro en casa3

Como podéis ver es original hasta en sus autobiografías. En esta ocasión nos regala un álbum junto al ilustrador Ramón París titulado Un perro en casa, editado por Ekaré, que nos deja con muchas preguntas, tiene desde solidaridad hasta humor absurdo, y ahora os explicamos por qué.

Desde siempre nos han dicho que abrir la puerta a un desconocido no es una buena idea, o al menos eso nos han enseñado algunos cuentos. Pero resulta imposible negarle la entrada a un pobre perro hambriento. Y eso es lo que hace el padre de una familia que se encuentra a un perro sucio y desnutrido en la calle y se lo lleva a casa. Este visitante no será exactamente lo que parece y hará que algo cotidiano se convierta en un momento extraordinario. Ilusionados, la familia al completo bañará y limpiará a este negro perro, pero… ¿era negro? ¿era un perro? ¿qué era?

un perro en casa2

En esta historia se mezclan humor, misterio y absurdo, para dibujar el extraño encuentro entre un perro aparentemente común y corriente y una familia muy normal.

Es imposible terminar este libro y no hacerte preguntas, ¿por qué ya no está?
Ramón París, el ilustrador de este álbum nos ayudará a disfrutar de este mágico misterioso perro (que no sabemos si es un perro, un fantasma o no se el qué). La historia termina sin texto solo con la tinta de París y con un final abierto que parece que quiera volver a empezar como si fuese una historia circular pero con diferente familia. ¿Puede ser una prueba de solidaridad de un perro fantasma? Es una idea, ahí lo dejamos, puede que no tenga nada que ver, pero…

(Boolino)

un perro en casa_portada

Lo puedes encontrar en :

I NES per

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: