Primer teléfono móvil

El primer teléfono móvil …

pesaba casi un kilo; era un auténtico “ladrillo”.

Aquel teléfono móvil “ladrillo” pesaba casi un kilogramo, ofrecía menos de media hora de duración de la batería por cada recarga y se vendía nada menos que por 3.995 dólares (2.795 euros).

Pero en 1984, nadie se habría atrevido a decir que el aparato era voluminoso o que su precio no estaba justificado por las ventajas que ofrecía. Ese año, muchos consumidores formaron fila para adquirir el primer teléfono móvil en cuanto saliera al mercado.